immagine Convenio Nutraucéutica Italia 3° Foro Nacional

15/12/21 - Dra. Valeria Valentino

Convenio Nutraucéutica Italia 3° Foro Nacional

No es tan simple como parece.

Ponente Dra. Valeria Valentino, Especialista en Ginecología y Obstetricia Fisiopatología Reproductiva

Durante siglos, hemos tenido la falsa ilusión de que el embarazo es un evento simple: solo es necesario que el espermatozoide se encuentre con el óvulo y ya está todo hecho.

La realidad no es exactamente así: Se necesitan miles de pasos, determinados por una cascada de eventos hormonales, para que el mejor espermatozoide se pueda encontrar con el óvulo maduro, se produzca la fecundación de este y, finalmente, el embrión migre al útero donde después se implantará, esto también bajo ciertas condiciones.

Esto explica cuántos eventos deben ocurrir antes de obtener una prueba de embarazo positiva.

Precisamente por esta razón, la concepción y los problemas asociados a ella se consideran tan importantes desde la existencia de los seres humanos.

Ya en la época de los egipcios existía el dios Nefti que protegía la fertilidad. Pensemos también en la Biblia, donde encontramos el personaje de Sara, que anhelaba un hijo, pero solo fue capaz de tenerlo a una edad avanzada.

Ahora sabemos que, a lo largo de los siglos, las mujeres siempre han buscado una solución a los problemas de la concepción y se han sido sometido a todo tipo de brebajes o soluciones

La única diferencia con los tiempos modernos es que, hoy en día, las dificultades de la concepción son estrictamente biológicas y están determinadas por un gran factor, EL TIEMPO, entendido como la EDAD.

Lo que más aterroriza hoy en día es el momento en el que la mujer acude a los centros de reproducción asistida. Ahora, la edad promedio para acudir a estos centros es de 36-38 años en Italia, pero muchas mujeres también acuden a ellos, aproximadamente el 25 % con más de 40 años, dando por sentado que quedarse embarazada sea fácil, y no se dan cuenta de que la edad biológica tiene gran importancia.

Desafortunadamente, socialmente se piensa que se pueda tener un hijo en cualquier momento, y esto es culpa de la desinformación, pero también de nosotros los médicos que no destacamos la importancia de buscar un embarazo en el momento adecuado. En realidad, incluso nosotros, los profesionales, a menudo hacemos que nuestros pacientes pierdan el tiempo con seguimientos hormonales extenuantes, temperaturas basales y otras pruebas innecesarias. Muchas mujeres deberían derivarse inmediatamente a un centro de reproducción.

¿Qué podemos hacer?

La primera pregunta que debemos hacernos ante una mujer que busca un embarazo es: ¿qué podemos hacer por ella?

No todas las parejas con problemas de infertilidad tienen que buscar las causas en la edad, sino que pueden tener otras patologías menos conocidas que impidan el proceso natural de fecundación. Por ejemplo, muchas mujeres tienen problemas relacionados con la endometriosis o, en la pareja, la causa es el hombre.

Debemos recordar que la infertilidad siempre tiene una causa, y que somos nosotros los que no la conocemos. Existen dismetabolismos: obesidad, diabetes; existen motivos endocrinos, como la contaminación. Existen algunas zonas geográficas en las que su contaminación y muchos eventos que suceden afectan profundamente a la salud de las personas.

En la historia clínica que realizamos, y que seguimos para entender las razones de la infertilidad de la pareja, es necesario incluir la edad masculina, un aspecto que a menudo se ignora.

Es frecuente que las mujeres nos pregunten durante la historia clínica “Doctora: ¿Existe una dieta para la fertilidad?”

Dieta: Un estilo de vida saludable.

Hay varias figuras en los centros de reproducción asistida: La ginecóloga, lógicamente, el psicólogo, el endocrinólogo, pero no siempre existe la figura del nutricionista que, en realidad, es fundamental. Como médicos, a menudo estamos sobrecargados con toda una pieza de trabajo no declarado que nos impide tomarnos el tiempo para sentarnos con nuestras parejas y aconsejarles cuál debe ser el estilo de vida correcto. Qué deberían comer, qué actividad física realizar, cuál es realmente el mejor estilo de vida para obtener determinados resultados (y aquí estamos hablando de resultados médicos). Nos gustaría, por ejemplo, tener más tiempo para convencer todo el mundo de que dejen de fumar. Hay una paradoja: Las técnicas científicas de la reproducción asistida son muy efectivas, y realmente ayudan a lograr el objetivo – es decir, el embarazo – implican una inversión científica considerable, pero el camino no implica una dieta (del lat. diaeta, gr. díaita “modo de vida”), consejos diarios que podrían conseguir que la búsqueda de un embarazo sea más fácil.
La literatura científica relativa a la alimentación y el cáncer, por ejemplo, es muy rica, detallada: Alimentos recomendados, estilos de vida correctos, con análisis específicos de cómo ciertos alimentos afectan también, por ejemplo, a nuestro sistema cardiovascular, al sistema óseo, y sobre cómo prevenir el cáncer.
Pero todavía no hay suficiente atención a cómo una nutrición correcta pueda afectar al buen funcionamiento del aparato reproductor.

Incluso ante una mujer con un problema endometrial grave, intervenimos de forma quirúrgica, no siempre pensamos en una cura integrada para mejorar la vascularización de esa mujer, mejorar la vascularización de su endometrio y de su aparato genital y, por tanto, mejorar los gametos que luego deberemos tratar en un recorrido de reproducción asistida.

¿Por qué yo, que me dedico a la fertilidad, pienso en la dieta?
No conseguir que una pareja que acude a mí se quede embarazada, no es agradable. Desafortunadamente, hay más resultados negativos que positivos. Así que me pregunté: ¿Qué puedo hacer?

Aguacate y Deavocado: Los estudios

En 2017, en un Congreso de Medicina Reproductiva, se habló por primera vez de un cambio que se centraba en la persona y en una complementación y suplementación adecuadas. El debate sobre esto nos permite abordar todas aquellas causas relacionadas con la contaminación, el dismetabolismo o aquellos motivos a los que aún no somos capaces dar una respuesta (es decir, no relacionados con una patología específica), antes de llevar a las parejas a un centro de reproducción asistida. Podemos tratar de responder a aquellos casos que tienen una óptima reserva ovárica, un óptimo nivel hormonal, pero, en la práctica, cuando vamos a extraer los ovocitos, estos no son adecuados, presentan anomalías en la zona pelúcida, no conseguimos fecundarlos y la mujer pierde su oportunidad.
Ante estas situaciones, empecé a comportarme como lo hacen las mujeres normalmente: realicé una búsqueda online en pubmed.

Como respuesta, encontré que la dieta de estilo mediterráneo (atención: estilo mediterráneo) es la más recomendada y, de todos los alimentos recomendados, hay una constante: la Persea americana, es decir, el aguacate.

Existen varios estudios y han visto cómo la Persea americana, integrada en una dieta adecuada y en un estilo de vida saludable, verdaderamente mejoraba el estado inflamatorio de las personas que accedieron al estudio.

Las mujeres a las que se les administraban dos aguacates al día tuvieron una tasa de embarazo más alta.

Ya en los tiempos de los mayas, el aguacate se consideraba el fruto de la fertilidad. No solo por su parecido con el útero, y entonces ¿por qué?
Las grasas monoinsaturadas se forman a partir de una sola cadena y son los moduladores fundamentales de la fertilidad humana porque de ellas se obtiene el colesterol y, a partir de ellas, comienza la síntesis de esteroides. Por lo tanto, los ácidos grasos son esenciales y es necesario integrarlos adecuadamente cuando no están presentes en la dieta. Un efecto potencial de los AGM que contiene el aguacate, pero también en otros alimentos de estilo mediterráneo (como en las nueces o el aceite de oliva virgen extra), es regular fisiológicamente la actividad ovulatoria femenina, pero sobre todo activan una adecuada esteroidogénesis, reduciendo, además, el estado inflamatorio.

El estudio

Con el estudio Nurses’ Health Study iniciado en 1976, se reclutaron 126.000 enfermeras entre los 35 y los 50 años y se les administró un cuestionario para evaluar su estilo de vida y el tipo de alimentación que seguían.
En el año 86, el Prof. Chavarro seleccionó un grupo de mujeres entre 30 y 40 años interesadas en quedarse embarazas y les propuso una dieta a base de ácido fólico, vitamina D para apoyar la fase lútea, y rica en grasas monoinsaturadas para mejorar la fertilidad de estas mujeres. La base de la que partió era precisamente el estudio 1976.

Se hizo una pregunta: “Entonces, ¿existe algo que puede mejorar el estado de fertilidad de las mujeres?”

Se obtuvo que, con esta dieta, en la que se ingería 1/2 aguacate al día, mejoraba el grosor endometrial, mejoraba el estado oxidativo. Esto mejoraba precisamente las estadísticas relativas a las tasas de embarazo.

Todo esto se explicaba mediante el análisis de la fruta en su composición de oligoelementos. El aguacate, de hecho, contiene un nivel muy alto de folatos y un nivel muy alto de potasio. Recordamos que, desde un punto de vista cardiovascular, se recomienda una ingesta de potasio de unos 200/300 mg al día, para evitar problemas como la hipertensión gestacional. Además, contiene un alto porcentaje de fibra alimentaria que mejora los valores de pectina insulina.

Deavocado: Por qué tomarlo en fase de búsqueda del embarazo

Quiero hablaros de Deavocado, un producto totalmente italiano. Este producto fue diseñado en Japón, pero en realidad la patente fue obtenida en Italia, por una empresa completamente italiana y femenina. Mediante estudios, se ha demostrado que la pulpa de aguacate fermentada tiene un mayor nivel de aminoácidos libres, pero sobre todo se traduce en una potenciación de los efectos antioxidantes, que son cinco veces más potentes que con la ingesta de la fruta cruda.

El aguacate fermentado proviene de las plantaciones sicilianas de Sicilia Avocado. Los oligoelementos contenidos en este fruto son diferentes de los de la Persea americana cultivada en las plantaciones de América Latina, ya que es una tierra diferente. Dado que era un producto reciente, lanzado a finales de 2019, y que después fue la pandemia, ha sido difícil tener conversaciones directas con los pacientes, pero buscamos un sistema online para recopilar información.

Por lo tanto, hemos formulado un cuestionario para comprender su estado de salud. Hemos buscado respuestas, sobre todo, para las mujeres que han tomado Deavocado Conceive, la formulación en polvo. Alrededor del 87 % de las mujeres encuestadas estaban buscando un embarazo, muy pocas mujeres tenían la prescripción del médico, pero mostraron interés en comprar un producto, ya fuera mediante la búsqueda online o por el boca a boca. Solo el 1 % de ellas recibió esta sugerencia del farmacéutico.

el 77 % de las mujeres se sintieron mejor, , pero, sobre todo, sintieron una clara mejoría en el estado de cansancio.

El 74 % de las mujeres encuestadas también registraron una clara mejoría en el flujo menstrual, probablemente debido a la reducción de los calambres, porque mejora la fase lútea, por lo que el ciclo se vuelve regular y menos doloroso.

Hasta el 30 % de estas mujeres informaron haber obtenido una prueba de embarazo positiva.Se trata de una población heterogénea, por lo que no tenemos información sobre, por ejemplo, su participación en un programa de fecundación asistida. Pero el dato cierto es que, en las mujeres entre los 35 y 38 años, la concepción espontánea es de alrededor del 15 %, por lo que podemos decir que se trata de un buen resultado.

Ahora ya se reconoce que, la forma en la que comemos y vivimos, influye en nuestro organismo, y debemos centrar nuestra atención en la importancia de esto también en nuestras conversaciones con los pacientes.

Una dieta rica en Omega 3 y Omega 9 mejora los parámetros de las mujeres en búsqueda de embarazo, y una fruta como el aguacate contiene principios fundamentales para el bienestar de las mujeres.

El producto Deavocado, gracias a la fermentación de la pulpa de aguacate, el FAP, muestra en todos los estudios farmacológicos realizados, que se obtiene un mayor nivel de aminoácidos libres y esto se traduce en un aumento del efecto antioxidante, cinco veces más fuerte respecto a la fruta del aguacate cruda.

Deavocado, realmente Good for women.